Foto de Kelly Sikkema en Unsplash

Las malas condiciones sanitarias y la falta de higiene provocan muchas enfermedades. Más de 700 niños menores de 5 años mueren cada día por enfermedades diarreicas debido a una higiene inadecuada, falta de acceso a agua potable o saneamiento. En las zonas de conflicto, los niños tienen incluso 20 veces más probabilidades de morir de diarrea que de un conflicto.

El saneamiento es una cuestión de dignidad y desarrollo económico. Por cada dólar invertido en acceso al agua y al saneamiento, la OMS estima un rendimiento económico de 4 dólares porque las personas siguen siendo productivas y saludables. Además, es una de las medidas de desarrollo más rentables.

2.3 mil millones de personas 

viven en países que experimentan estrés hídrico y es probable que este número aumente con el cambio climático.

46% de la población mundial

no tiene acceso a un saneamiento adecuado y 494 millones de personas no tienen acceso a baños.

Una de cada tres escuelas en el mundo

no tiene acceso a agua potable y saneamiento adecuado.

Fuente: Estadísticas de la ONU, Informe de los Objetivos de Desarrollo Sostenible 2021